domingo, 18 de septiembre de 2016

CHAQUETA PARA JORGE

En este post hablo del invierno pasado... y me doy cuenta de que ya casi comenzamos el otoño...
Mucho tiempo ha pasado pero por fin está terminada :-)


  
Hace mucho tiempo que comencé esta chaqueta... pero me alegro de que por fin pueda dar por finalizado el proyecto. 
Entre unas cosas y otras se ha complicado bastante... más de lo que me hubiese gustado.




Comencé a tejerlo el pasado invierno con la esperanza de que pudiese ser estrenada en los días fríos de Febrero o Marzo... pero entre una cosa y otra, he tenido pocos momentos para tejer para mí.

En estos meses de invierno y primavera he utilizado mucho el lema "tejo menos y ando más". Y esta chaqueta ha sufrido ese cambio de actitud. A la vez, tampoco la chaqueta me ha facilitado las cosas que digamos. Y el resultado ha sido un tejer muy lento y muchos meses para ello.

Comencé esta chaqueta porque me gustaba el estilo y además buscaba algo con capucha. Leí el patrón y me pareció (a simple vista) que la explicación de la capucha era bastante factible. La capucha era por ese momento lo que más me preocupaba. Me gustó y lo comencé.

Es cierto que la explicación técnica de la capucha está bien descrita... pero en cuanto a todo lo demás, el patrón deja bastante que desear. Todos los que me seguís sabéis de las complicaciones que he tenido con las medidas de las tallas.

Yo estaba tejiendo la talla L. Según medidas, me debería haber cuadrado perfectamente. Pero no fue así. Dos veces tuve que tejer las mangas y dos veces también la capucha. Al probarlo, quedaba extremadamente grande. 

Así que si además de tejer poco le sumo tener que repetir partes de una prenda tan grande, es como si hubiese tejido casi dos chaquetas y el resultado vuelve a ser mucho tiempo tejiendo lo mismo.



 
Y por último: la cremallera. 
Una cremallera tan grande en una chaqueta tan grande... He tenido la chaqueta terminada cuatro meses antes de decidirme a coser la cremallera. 




Finalmente, me he tenido que poner manos a la obra y voilà, por fin está todo listo para que pueda ser estrenada el próximo otoño. Tengo que reconocer que me daba muchísima pereza coserlo, pero al final no ha sido tan malo como me había imaginado. Me pasó lo mismo con la cremallera del jersey. Da pereza tener que coserlo a mano, pero es tiempo más que dificultad.

Aún así, no me importa haber tardado. Mi mente y mi cuerpo me agradecen haber pasado mucho más tiempo en las pistas andando que tejiendo en el sofá :-)Y total... es una chaqueta de invierno así que está terminada con tiempo de sobra para el próximo.